Perfil
LinkedIn
Twitter
Sígueme en Twitter

De infraestructuras para el transporte a infraestructuras para todos

La morfología de las infraestructuras para el transporte, suele producir vacíos urbanos de gran tamaño. Estos espacios e infraestructuras pueden ser útiles para la movilidad a escala de ciudad, pero son mayoritariamente espacios muertos a escala humana. Como consecuencia de esto, la compacidad, la proximidad y la vivencia (entre otros aspectos) de las ciudades se ven condicionadas.
Reflexionando sobre éste tema, me encontré con el video “Infrastructure for all”, de la American Society of Landscape Architects, que ilustra cómo se pueden aprovechar los espacios que originalmente “nacieron” como infraestructuras para el transporte y transformarlos en infraestructuras para todos.

El video invita a replantearse la importancia de rediseñar las ciudades considerando reutilizar la infraestructura existente. Los objetivos fundamentales son el mejorar la calidad de los espacios públicos y reconciliar e integrar aquellos barrios/ comunidades separados por los grandes vacíos urbanos.

La ciudad filtro, una ciudad utópica.

Las ciudades actualmente están repletas de filtros, algunos representan límites visibles y otros que simplemente son límites percibidos e interpretados por cada habitante de diferente forma. Los filtros se pueden encontrar a todas las escalas, de un continente a otro, de un país a otro, de una ciudad a otra…. Pero particularmente en la escala humana de una ciudad, los filtros representan una parte indispensable para “ser” y “habitar”. En una fachada, por ejemplo, una ventana es un filtro de luz –límite visible- y una puerta es un filtro sólido –límite de percepción- que denota sensaciones distintas al estar de un lado de la puerta o de otro con un equivalente a estar en un espacio público o un espacio privado.

De ésta reflexión general surge un planteamiento: ¿qué pasaría si la estructura de la ciudad actuara como un filtro entre el medio natural / medio ambiente y los habitantes de esa ciudad? Este filtro permitiría entonces que los tres elementos: habitante-ciudad-naturaleza convivieran armónicamente…

Más información sobre este post…

Interviniendo en un trozo de espacio público. Circulación, estancia e interacción

Las cualidades físicas del espacio público condicionan al usuario casi de manera “invisible” a interactuar de formas muy determinadas. Hay espacios que invitan a la estancia, otros solo se circulan con el objeto de ir del punto “a” al “b” y otros que, por alguna razón, se prefieren evitar.

Este ejercicio se presenta como una oportunidad para identificar un espacio-excusa al que pueda añadirle un valor y modificar con éste el esquema predeterminado de actividades que ocurren en él.
Más información sobre este post…

Bienvenidos

Este espacio virtual pretende ser una bitácora de “felices encuentros” relacionados con la investigación y estudio de la ciudad a  escala humana.